El Ciclo de la Auditoría de Sistemas

El principal objetivo de la Auditoría de Sistemas es la revisión del estado de los controles internos que han sido definidos por la organización para lograr una mayor certeza de que la Gestión de las Tecnologías de la Información soportará efectiva y eficientemente los objetivos de negocios. Los controles son variados, a veces impuestos por la forma de trabajo de la organización, a veces establecidos a través de la Gerencia General y la Gerencia de Informática. En algunas organizaciones, especialmente las  financieras, los controles son requeridos por las normativas regulatorias del país, que buscan desde luego, tener instituciones financieras eficientes, que proporcionen seguridad a los ciudadanos que confían en ellas para administrar sus fondos.

La importancia del establecimiento de controles, radica en la búsqueda del aseguramiento de que los objetivos de negocio serán logrados y no se verán interrumpidos, disminuidos o retrasados por eventos que causen efectos no deseados en las operaciones. Puesto en términos técnicos, los controles mitigan riesgos, que de ser materializados, provocarán algún tipo de pérdida en la organización. A veces, las organizaciones confían en que sus controles son suficientes para prever todos los riesgos a los que se enfrenta. Esta primera aseveración podría ser falsa y esto determina la primera razón por la cual la Auditoría de Sistemas es necesaria, proveyendo una opinión sobre la completicidad de los controles y sobre la efectividad en su diseño. Omitir controles necesarios es la mayor causa de los eventos que impactan negativamente a una organización. Como un ejemplo de esto podemos mencionar lo que pasa cuando se pierde un dispositivo que almacena información importante y al buscar el respaldo, este no se encuentra o está bastante desactualizado, no logrando mitigar el riesgo de pérdida de información. En muchos casos, al revisar el problema, un auditor encuentra que no existen políticas que definan las necesidades de respaldo de datos de la organización, que no hay responsables definidos y que no existen procedimientos de verificación del nivel de éxito que tienen las operaciones de respaldo. Recuerdo una ocasión en la que el dispositivo de cinta que hacia el respaldo presentaba alertas de incompleticidad de la operación de respaldos ¡por un mes! Increíble. Pero cierto.

La segunda confirmación que hace la auditoría de sistemas, es sobre la efectividad de los controles. Esto pasa en organizaciones que han construido un marco regulatorio que consideran completo, que incluye las políticas necesarias, que definen y muestran la voluntad que la alta dirección tiene de gestionar eficientemente las TI, que han definido procedimientos, que han adoptado estándares apropiados y que llevan un sistema de registro considerado completo. En este tipo de organizaciones, he tenido la experiencia de que el personal de TI llena formularios “para cumplir con la auditoría”. Esto desvirtúa la aplicación de un control. Los que gestión TI deben de considerar el control como parte de su trabajo, con un resultado que tiene un impacto en efectividad, eficiencia y calidad directa de su trabajo. Para el caso del dispositivo de respaldo que presentaba error, el técnico responsable debió de conocer de esa situación lo más pronto posible, a efectos de tomar las medidas correctivas necesarias para evitar que se repitiera el error. En estos casos, la Auditoría de Sistemas verifica que la ejecución de los controles no tenga excepciones importantes, que demuestren negligencia u omisión en la ejecución de controles.

La ejecución de ciclos de auditoría en períodos razonables, de acuerdo a la situación de cada organización, permite identificar áreas críticas que tienen controles deficientes y/o que ejecutan sus controles de manera deficiente, permitiendo iniciar un ciclo de mejoras en la Gestión de las TI. Esta acción permite incrementar el nivel de soporte que las Tecnologías de la Información proporcionan a la organización para lograr sus objetivos de negocio.

Acerca de Luis Cruz

Luis Cruz es un consultor en Gestión y Auditoría de TI, basado en El Salvador. Se dedica a realizar proyectos de implementación, mejora, revisión, asesoría y auditoría de la gestión de TI. Es Ingeniero Industrial y master en Ciencias de la Computación, Auditor de Sistemas Certificado, CISA, ITIL V3 Foundation e ISO 27001 implementer, con amplios conocimientos sobre riesgos y seguridad informática. Tiene una experiencia de más de 20 años en el uso de las Tecnologías de la Información en organizaciones grandes, realizando desde la planificación, hasta la ejecución, evaluación y revisión de los resultados obtenidos. Luis ha ocupado cargos de Dirección de TI y ha sido gerente de servicios de asesoría de TI para una de las 4 firmas de auditoría más grandes en el mundo.

Publicado el 31 de agosto de 2013 en Auditoría de TI y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: