Archivo del sitio

Auditando Políticas de TI

En otra ocasión hablamos de la importancia de la creación de las políticas de TI como una herramienta para crear un equipo de dirección que incluya a la Alta Dirección en la toma de decisiones de la gestión de TI. Las políticas, en ese sentido sirven para establecer el marco regulatorio de toda la actividad de TI, soportadas por la Alta Dirección y ejecutadas a través de las operaciones del departamento de TI. Si la ejecución funcionará perfectamente, definitivamente no existiría lugar para la Auditoría de Sistemas. Sin embargo, la función de Auditoría de Sistemas resulta útil para activar la mejora continua de las políticas de TI.

En primer lugar, la revisión de los resultados de la aplicación de políticas puede determinar que hay áreas que no han sido normadas adecuadamente, creando situaciones de riesgo para la información. Es decir, aun cuando se cumplan las políticas existentes, la Auditoría de Sistemas sirve para evaluar si ese cumplimiento es suficiente para mitigar los riesgos existentes. Por ejemplo, si existe una política de asignación de laptops a puesto claves y no existe una política de resguardo de la información que viaja en esas laptops, la verificación de la seguridad de la información que realice una auditoría de sistemas, determinará como hallazgo el peligro que existe de perder información almacenada en las laptops, creando la recomendación de evaluar las opciones para garantizar que la información almacenada en las laptops no se pierda o llegue a manos equivocadas. Es conveniente plantear un segundo escenario sobre este mismo caso. Si existe ya una política de seguridad de la información de los dispositivos móviles y el departamento de TI la ha implementado a través de tecnología que cifra la información y crea los respaldos tan pronto la máquina se conecta a la organización, la Auditoría de Sistemas procederá a verificar el cumplimiento de la política y su mecanismo de implementación a través de la revisión de que todas las máquinas o una muestra de ellas, dependiendo del tamaño de la organización, efectivamente tengan los agentes instalados y no existan excepciones a la ejecución de respaldos. En un caso ideal, todos los equipos estarían protegidos y no habría mayor hallazgo que reportar, pero si se detecta un número mayor a lo que se puede considerar una excepción, que normalmente no pueden ser más de una o dos, la Auditoría de Sistemas procedería a investigar la causa de estas excepciones, para lograr determinar el hallazgo real y crear una recomendación para eliminarlo. Lo importante del ejemplo es que aunque la definición de Políticas de TI es el inicio de un ambiente controlado de operaciones de TI, en la práctica es necesario siempre tener un nivel adicional de validación de que se están implementando las políticas de acuerdo a la intención original y que cumplen con el objetivo para el que se crearon. Si enumeramos las excepciones y omisiones creadas por los departamentos de TI, se encontrará una justificación importante para que una organización cuente con servicios de Auditoría de Sistemas.

A %d blogueros les gusta esto: