Archivo del sitio

El uso de Open Source como fuente de reducción de la inversión de TI.

Revisando el tema de costos de TI, uno llega a pensar en Open Source como una opción al incremento de costos. Bueno, lo es. Este movimiento, que comenzó ya hace muchos años, resulta que ha madurado muchísimo, ha soportado estándares en muchas áreas del desarrollo de la computación y lo mejor de todo ha creado productos que se convierten en excelentes soluciones a un costo muy bajo para resolver problemas que de otra forma requerirían de una inversión considerable. Tomemos como ejemplo, la computación de escritorio. Anoche, mientras preparaba una solución GIS, con software open Source, por supuesto, me encontré que la aplicación utilizaba datos en el formato dbf. Eso tradicionalmente no ha sido un problema para Excel. Pero en la versión de 2010, esta funcionalidad ha sido removida del Excel. Por supuesto, si uno es un Power User y tiene la versión profesional de Microsoft Office, puede lograr su objetivo de crear datos en formato dbf a  través de crear una tabla de Access importando el archivo de Excel y luego importarlo en formato dbase. Punto resuelto. Pero si no tengo esta versión y sobre todo, si los datos van a ser manipulados por personal que no necesita una versión profesional de Microsoft Office, la opción de utilizar Apache Open Office resuelve este problema a un costo cercano a cero. Es así porque siempre hay costos adicionales a los de la adquisición del software cuando implementamos un producto. La curva de aprendizaje del usuario, el soporte, la donación que aportamos por utilizar este software tan útil sin el problema de pagar una factura para instalarlo. En serio, cada vez es más la gente que realiza aportaciones a estas fundaciones como un medio de apoyar y de retribuir el buen trabajo que desarrollan, ayudando a crear un mercado más competitivo y con más opciones. Si lo vemos desde el punto de vista empresarial y tenemos que proporcionar un software de oficina a un costo promedio de $200 por usuario, si tengo 50 usuarios, la factura total a pagar asciende a $10,000.00. Eso hace difícil la decisión entre el usar  Open Source o no. Adicionalmente, Open Source es más seguro que la opción utilizada por muchos de utilizar copias pirateadas, que incluso pueden llegar a dañar los “activos de información” contenidos en las máquinas en las que se instalan. Esto representaría un costo que bien puede medirse más que en valor económico, en el impacto de perder y rehacer información valiosa. Este pequeño ejercicio nos deja un análisis económico básico. Lo sorprendente es que en muchas más áreas, el Open Source ha creado productos de software que proporcionan un nivel satisfactorio de desempeño, que bien vale la pena evaluar las opciones disponibles antes de realizar una implementación de software. Con esto, la Gerencia de TI podrá proveer servicios mientras realiza ahorros evaluados en miles de dólares, lo cual no debe de ser despreciable para ninguna organización.

A %d blogueros les gusta esto: